Busca:
Síguenos:
Ni el calor puede con ellos; así sobreviven trabajadores en la calle

Ni el calor puede con ellos; así sobreviven trabajadores en la calle

Sin embargo ha habido algo a lo que no han sabido enfrentarse; al despotismo y las humillaciones de conductores vehiculares

Mazatlán, Sinaloa (Reacción Informativa).- Sin importar el ardiente sol y las altas sensaciones térmicas en Mazatlán, diversas personas laboran entre los cruceros vehiculares de la ciudad bajo condiciones difíciles, y muchas veces enfrentándose a los malos tratos de la ciudadanía.

08 08 trabajadores cruceros vendedores ambulantes

Aunque en Mazatlán la sensación térmica ha llegado hasta los 42 grados centígrados en estos días, personas que laboran expuestos a las inclemencias del tiempo han logrado desarrollar maneras para resistirlas, sin embargo ha habido algo a lo que no han sabido enfrentarse; al despotismo y humillaciones de conductores vehiculares.

Los hay desde malabaristas, vendedores de productos diversos, barrenderos, y distribuidores de periódico; algunos de ellos dedicándose a esta labor desde hace muchos años y otros empezando con pocos meses avanzados, la mayoría de ellos contentos de poder tener algo a qué dedicarse y poder llevar así el pan a sus mesas.

Tal es el caso de María de Jesús, una mujer de 54 años que se ha dedicado al aseo urbano en la zona de la colonia Juárez desde hace 5 años, quien menciona trabaja para mantener a sus dos hijas que dependen directamente de ellas pues aún son menores de edad y trata de darles una buena educación. Al haberse dedicado tanto tiempo a la exposición solar, menciona que ya se ha acostumbrado a pesar de que sus horas laborales son desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la tarde, aunado a todo esto menciona que le gusta mucho su empleo.

Lamentablemente no todos han corrido con la misma suerte que María, pues vendedores de la zona cercana a Lomas de Mazatlán han sufrido las humillaciones de los conductores en los cruces vehiculares, sumado a que las ventas de sus productos han disminuido de manera importante a causa de la emergencia sanitaria.

“De verdad la gente, a uno como vendedor lo quieren humillar mucho; nos humillan mucho al preguntarnos un precio, o que no les gusten las cosas, y mucha gente no sabe, todo el día caminando aquí desde la mañana hasta en la tarde y no saben el trabajo que cuesta… pero nomás aguantamos a la gente como es y ya”, mencionaron los vendedores que optaron por declarar en el anonimato.

08 08 trabajadores cruceros vendedores ambulantes

Por otra parte, Miguel de 53 años, tiene tan solo dos días dedicándose a vender bolsas en los camellones, pues anteriormente trabajó como peón y mencionó que el sol si le ha afectado bastante, ya que no hay lugares en donde resguardarse del sol. Comentó también que trata de mantenerse hidratado con sueros caseros, y que al llegar a casa trata de refrescarse.

“Ando aquí jondeado, ya no aguanto, ya me aventé como un litro de agua o dos litros, está duro y ahorita ni un palito de sombra hay… tomando agua vives; yo le eché dos limones para hacer un suero”, comentó.

Cabe mencionar que, así como ellos se han preocupado por mantenerse hidratados, las autoridades recomiendan hacer lo mismo para no sufrir golpes de calor.

_Fotos: Karyna Sánchez _