Busca:
Síguenos:
Alumnos del COBAES crean ‘concurso’ con causa para el Asilo de Ancianos

Alumnos del COBAES crean ‘concurso’ con causa para el Asilo de Ancianos

Estudiantes y población en general puede contribuir con tres tipos de productos: higiene y salud persona, alimentos y limpieza

Mazatlán, Sinaloa (Reacción Informativa).- Los alumnos del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, COBAES 36, en coordinación con el Asilo de Ancianos La Inmaculada, lanzaron un ‘concurso’ con causa que consiste en recaudar productos que serán posteriormente donados para los adultos de la tercera edad que viven en dicho lugar.

La idea surgió de un grupo de estudiantes quienes decidieron involucrar a todos los alumnos del plantel de El Toreo para que se organicen y acopien productos, con la finalidad de juntar grandes cantidades de donativos.

A cada grado escolar le corresponderá recabar productos de cierto tipo: a los estudiantes de primer grado les tocarán los de higiene y salud personal, como gasas, vendas, pañales, shampoos y rastrillos; los de segundo grado serán los encargados de recolectar alimentos como frijol, avena, azúcar, leche deslactosada, atún y latería; y a los de tercer año se les encomendó juntar productos de limpieza en general, como jabón, detergente, cloro, limpiadores, escobas, trapeadores, entre otros.

Aunque el concurso va dirigido para la comunidad estudiantil, cualquier persona puede sumarse a esta causa a partir de este día y hasta el 22 de octubre, llevando sus donaciones al plantel escolar o al asilo, mencionando que desean formar parte de esta actividad.

Los grupos que más acumulen donativos serán acreedores a una serie de premios, pero más allá de eso, los jóvenes hacen la labor por altruismo, así lo expresó Alejandro Trejo, estudiante de tercer año.

“El chiste no es que queramos ganar un premio, sino es de que todo el apoyo que se les va a dar a los abuelitos lo hacemos sin pensar en un premio, nosotros no lo vemos por eso (…) no lo vemos como un concurso sino lo vemos con el fin de ayudar a alguien, porque una entrada al cine, una entrada al acuario la podemos pagar como sea, un pastel se puede comprar en cualquier ocasión… pero el ver la felicidad de los abuelitos: esa no se compra con efectivo”, comentó Alejandro.