Busca:
Síguenos:
No es obligatoria la norma NMX-AA-165 2014 para zoológicos: Ambientalista

No es obligatoria la norma NMX-AA-165 2014 para zoológicos: Ambientalista

El coordinador de la Alianza Ambientalista Sinaloense, Joel Retamoza López, señaló que la propuesta de cerrar el zoológico, que trae el especialista Marco Antonio Moreno León, es un tema que se volvió político desde 2007

Culiacán, Sinaloa (Reacción Informativa).- A pesar de las declaraciones que da el especialista Marco Antonio Moreno León de cerrar y darle otro giro al Zoológico de Culiacán, a través de firmas en redes sociales en la página www.change.org divide opiniones de la ciudadanía, ya que lo que se debería buscar es presupuesto para mejorar la investigación y los programas educativos que permitan tanto a los visitantes como el personal interactuar con las especies y su ecosistema.

Así lo dijo Joel Retamoza López, coordinador de la Alianza Ambientalista Sinaloense, pues la propuesta de cerrar el lugar es un tema que se volvió político desde 2007, durante la administración municipal de Jesús Vizcarra Calderón.

“Él (Marco Antonio Moreno León) originario de la ciudad de Los Mochis, buscaba cerrar el zoológico para reubicarlo hacia la salida de la ciudad, para darle a esa área otro giro, pero no se logró, nadie le hizo caso”, señaló.

Aseguró que lo que propone el especialista a través de firmas de la ciudadanía en las redes era que el zoológico tuviera otro giro, por eso señala que no cuenta con una de las normas que es la NMX-AA-165 de SECOFI, que es una normatividad que refiere a lo que sería la educación, conservación y seguridad de los zoológicos, pero esta no es una norma oficial, es decir, no es obligatoria, la pueden o no acatar.

JOEL RETAMOZA, AMBIENTALISTA

“Es una norma oficial mexicana, que no es obligatoria, en estos lugares la pueden o no acatar, por lo que para se vea si realmente el lugar cumple con ello, se debe contratar una Unidad de Verificación, es decir un auditor ambiental, que otorgue un diagnóstico, un certificado de que se está cumpliendo, por otro lado la infraestructura y programas que tienen los zoológicos”…

“Para ello está la Ley General de Vida Silvestre, que regula la Semarnat y Profepa, pero para la otra norma de SECOFI debe ser una persona externa, es decir, no personal del zoológico, ni tampoco de gobierno, debe ser un auditor ambiental, una persona experta por la Unidad Mexicana de Acreditamiento, contratado por el Ayuntamiento”, asentó.

Al cuestionarle sobre las especies que existen en el zoológico, Retamoza López señaló qe se debe revisar dos aspectos ambientales como el equilibrio ecológico y la protección al ambiente, donde el primero refiere a la naturaleza, los ecosistemas, flora y fauna y parte de los zoológicos recaen en ello y otro sería el instrumento para la conservación de las especies, que son las Áreas Naturales Protegidas y las Unidades Manejo para la Conservación y el Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA), dentro de ésta están los zoológicos, que deben ser encaminados a ese sentido la conservación de la fauna y no sólo un lugar para observar los animales.

“Deben contar con personal capacitado que cada mes tengan capacitación en programas internacionales de cuidado, programas de educación ambiental e investigación, tener proyectos para cambiar su hábitat, así como los venados, los jaguares que están libres dentro de un mismo hábitat, todo en vida silvestre y que tengan ecosistemas y que éstos se comuniquen”, enfatizó.

El activista dijo que no todos los ambientalistas tienen una misma concepción de lo que tienen que hacer, pues antes se tenía una visión antropocéntrica, donde sólo estaba el hombre, la salud, los problemas de contaminación, el cuidado e higiene y no estaban contempladas la flora y la fauna, pero ahora ya se fueron más con protección al ambiente de los ecosistemas, especies.

Joel Retamoza manifestó que se necesita presupuesto para los zoológicos, relación internacional para la capacitación y programas de investigación y educación ambiental y no sólo decir que cerrarán el lugar, pues no se quiere que pase lo mismo que con los animales del circo, donde el 80% de las especies murieron desde 2014.

Fotografías: Iván Medina/Seila Alfaro

Columnas