Busca:
Síguenos:
La verdad histórica del caso Ayotzinapa: ¿Hubo infiltrados entre los normalistas?

La verdad histórica del caso Ayotzinapa: ¿Hubo infiltrados entre los normalistas?

Una reciente filtración de la Comisión para la Verdad del Caso Ayotzinapa (COVAJ), plantea que hubo infiltrados en Ayotzinapa, así como nuevas hipótesis respecto a los 43 desaparecidos

La Comisión para la Verdad del Caso Ayotzinapa (COVAJ) presentó un nuevo informe respecto a lo sucedido el 26 de septiembre en Iguala, desmintiendo la “verdad histórica” y dejando clara la participación del Estado en la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. Sin embargo, las nuevas hipótesis presentadas siguen generando dudas y exponiendo vacíos.

Por ejemplo, la COVAJ narra cómo los normalistas habían sido amenazados por el grupo delictivo “Guerreros Unidos”, después de manifestarse en Iguala en 2013.

Ello provocó que después de ese evento “tuviéramos prohibido entrar a Iguala”, según declaró un estudiante anónimo que pertenecía a la Normal.

Además, sorprende que el Comité de la Normal diera la orden “espontánea” de trasladarse a Iguala el 26 de septiembre, puesto que ese mismo día estaban ausentes los alumnos de segundo, tercer y cuarto año; dejando solo a los estudiantes de nuevo ingreso en las instalaciones.

Con lo anterior, resaltan dos de las hipótesis más escalofriantes del informe:

1) Que, durante el aseguramiento de la policía y miembros del crimen organizado hacia los estudiantes, durante la noche del 26 de septiembre, identificaron a personas con posibles vínculos con “Los Rojos” –grupo contrario a los Guerrero Unidos–

2) Que los estudiantes que llegaron horas después para apoyar a sus compañeros, hicieron pensar a la delincuencia que el grupo contrario intentaba entrar a su territorio.

Es decir, que policías y criminales confundieron a los estudiantes o bien, que entre el grupo de los normalistas había infiltrados.

Aunque esta última teoría suena retorcida, habría que recordar que la Normal de Ayotzinapa es una institución educativa que históricamente ha sido atacada por el Estado debido a su activismo combatiente. Esto la ha obligado a manifestarse para asegurar su subsistencia, logrando consolidarse como un actor político importante en Guerrero.

Por tal razón, distintos grupos de poder han buscado intervenir en la Normal. Prueba de ello, es el caso de Julio César Palotzin, que trabajaba como soldado encubierto con el objetivo de informar a su mando superior, el Teniente Francisco Macías Barbosa, de todo lo que sucedía en la Normal. Así, ante los huecos del informe de la COVAJ, surge la pregunta:

¿Había más de un infiltrado dentro de la Normal?

Caso Ayotzinapa: ¿Qué pasó realmente la noche del 26 de septiembre?

La teoría del libro “Los Infiltrados. El secreto de Ayotzinapa” del periodista Miguel Ángel Alvarado. En éste, entrevista a distintos estudiantes y profesores de la Normal, llega a la conclusión de que las decisiones tomadas el 26 de septiembre por los dirigentes del Comité, específicamente Omar García y David Flores, respondieron a intereses ajenos a los de la organización estudiantil.

Según dichas entrevistas, los estudiantes sabían que entrar a la ciudad de Iguala implicaba un gran riesgo para su comunidad. Además, denuncian que, para tomar dicha decisión, el Comité debió convocar a una reunión de jefes de grupo –como indica el debido proceso institucional–; pero, asignó permisos para enviar a todos los estudiantes de grados superiores a casa, dejando a los alumnos de primer ingreso a merced de la cúpula.

Por último, se debe mencionar que el motivo por el cual los estudiantes buscaban tomar camiones era para conseguir transporte para los miembros de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM). Sin embargo, ese compromiso aceptado por David Flores nunca tuvo respaldo estudiantil y se dejó en claro que no se debía hacer “ningún intento de movilización en búsqueda de camiones o combustible'.

Acusar a la Normal del lamentable destino de sus estudiantes es una tontería. Pero, ante las irregularidades de las acciones del Comité de la Normal, habría que cuestionarse si las decisiones de esta cúpula respondieron al bienestar del cuerpo estudiantil o estuvieron ligadas a otros grupos de poder. Lamentablemente, aún no sabemos con certeza si hubo más infiltrados en el caso.

Con información de El Heraldo