Busca:
Síguenos:
Anciana recibe carta de su novio desaparecido hace 70 años

Anciana recibe carta de su novio desaparecido hace 70 años

La misiva fue encontrada por un grupo de arqueólogos en un barco hundido en el fondo del océano Atlántico durante la Segunda Guerra Mundial

CIUDAD DE MÉXICO.- Historias de amor hay miles, desde la pareja que se conoció en la infancia hasta los enamorados que vencieron grandes obstáculos.

Sin embargo, la que se dio a conocer recientemente parece sacada de una película romántica de Hollywood.

Phyllis Ponting, una mujer de 99 años, recibió hace unos días una carta de amor escrita a mano por su prometido, Bill Walker, quien desapareció hace más de 70 años durante la Segunda Guerra Mundial.

De acuerdo con información de medios británicos, la misiva describe la reacción del hombre después de que ella aceptara su propuesta de matrimonio.

"Desearía que hubieses estado allí cuando la abrí. Lloré de la emoción. No podía contenerme. Si sólo pudieras saber lo feliz que me hizo, cariño", escribió Walker.

Ponting perdió las esperanzas cuando no tuvo más noticias de su novio a principios de los años cuarenta. Ella pensó que el joven enamorado tal vez se había arrepentido de su decisión pues nunca más tuvo noticias sobre él.

"Habríamos estado casados. Él me amaba mucho", agregó la anciana mientras comentaba que seguramente Bill no sobrevivió a la guerra.

La carta fue encontrada por un grupo de arqueólogos junto a otros 700 escritos en el barco de carga SS Gairsoppa, hundido en el fondo del océano Atlántico en 1941 en la costa irlandesa. El buque era conocido por transportar el "mayor tesoro de metales preciosos" de la historia.

"Phyll", como la llamó su prometido en la correspondencia, recibió una copia original de la carta que ahora reposa junto a las demás en el Museo Postal de Londres, en la exposición 'Voices from the Deep'.

Uno de los especialistas del museo señaló que se trata de la mayor colección de cartas encontrada de la época y que gracias a la falta de luz y oxígeno en las profundidades del mar, fueron perfectamente preservadas.

Con información de Excelsior.

Columnas