Busca:
Síguenos:
Esto es lo que un abrazo provoca en tu sistema inmunológico

Esto es lo que un abrazo provoca en tu sistema inmunológico

Autoridades de Salud invitan a realizar este sencillo acto para obtener bienestar psicológico, emocional y corporal, tanto en infantes como en adultos, ya que acrecienta la alegría y la salud

CIUDAD DE MÉXICO.

Al abrazar se segrega oxitocina (hormona relacionada con el placer), se libera serotonina y dopamina (encargadas del buen humor), lo que genera una agradable sensación de armonía y plenitud, una dosis cargada de bienestar para el cuerpo y el alma, reportaron autoridades de Salud.

En un comunicado, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) expusieron que un abrazo ayuda a combatir el estrés; mientras que la presión arterial y el ritmo cardiaco mejoran, así como el flujo sanguíneo que favorece al sistema inmunológico; además, estimula la hormona del crecimiento en los niños, disminuye las probabilidades de padecer demencia, y aporta sensaciones de seguridad, energía y fortaleza.

Por lo cual, la dependencia estatal recomendó realizar este sencillo acto sin moderación para obtener bienestar psicológico, emocional y corporal, tanto de los infantes como de los adultos, ya que acrecienta la alegría y la salud.

Abrazar es esencialmente efectivo para el desarrollo tanto físico como emocional de los bebés y de los niños. De hecho, parte de los beneficios de la lactancia materna tienen que ver con el contacto íntimo y profundo que se establece entre la madre y el menor durante el amamantamiento, resaltó.

Este contacto físico contribuye a mejorar las relaciones de pareja y familiares, combate el insomnio, reducir la tensión y aumenta la autoestima, estimula del desarrollo y supervivencia de las neuronas, y puede prevenir y reducir enfermedades.

Algunos estudios han demostrado que los abrazos no sólo mejoran la calidad de vida, sino incluso favorecen la longevidad, estimulan los sentidos y ayudan a controlar el apetito.

La falta de este afecto puede desencadenar hábitos negativos como comer de manera abundante y descontrolada, fumar o consumir alcohol en exceso.

Rodear y estrechar con los brazos a una persona proporciona beneficios de forma integral al ser humano, este acto tan sencillo debe convertirse en una práctica habitual para comenzar todos los días, agregó la dependencia.

jcp

Con información de Excélsior