Busca:
Síguenos:
ROCHA MOYA Y MORENA EN SINALOA

ROCHA MOYA Y MORENA EN SINALOA

Miguel Ángel Ramírez Jardines

Vimos a Rubén Rocha Moya repartiendo volantes en el centro de Culiacán invitando al mitin que se llevará a cabo en la Isla de Orabá este martes 30 con la presencia de Andrés Manuel López Obrador. Al Coordinador General de Organización se le ve fresco, sonriente. Nadie pensaría que tiene una carga muy grande de responsabilidad en la consolidación de una estructura electoral debidamente afilada para MORENA en todo el estado.

En Sinaloa como en todo el norte del país, se ha estado forjando una intención de voto duro para MORENA. Esa preferencia se desarrolla inversamente proporcional al reblandecimiento del voto “duro” del PRI, del PAN y sus aliados (PRD, PANAL, VERDE), así como del rechazo inducido de mucha gente que ahora dice convencida “esta es la nuestra”. Los maestros de educación básica, los trabajadores de la salud, los pescadores, muchísimos campesinos y ganaderos, la gente común y corriente de las clases medias, las colonias populares y los ranchos prácticamente están llenando las filas de simpatizantes del partido de López Obrador.

No obstante en Sinaloa Morena vive una contradicción que tiene que resolver lo más pronto posible si pretende convertirse en la alternativa política de los electores sinaloenses en las elecciones federales y estatales del próximo primero de julio. Esto es: si bien la intención de voto a favor de AMLO no cesa de incrementarse, su estructura organizativa es relativamente débil aún, tanto para promover el voto y encauzar a la gente para que asista a las urnas, como para defender el resultado tope lo que tope. Más aún cuando vemos que los adversarios están trabajando en triangular dinero público para sus campañas, aceitar una estructura desde los gobiernos estatales y municipales, manipular a las autoridades electorales y utilizar en última instancia la ley de seguridad interior para realizar un nuevo fraude, que sería el más escandaloso de la historia y de consecuencias insospechadas.

Veamos: la gente que está convencida de apoyar al “Peje” se ha convertido en la principal promotora del voto para él, logrando que el mejor posicionado en la mente de los sinaloenses sea Andrés Manuel López Obrador. Eso ha salvado en mucho la falta de estructura de partido que debería estar actuando desde hace más de un año en la promoción del ambiente político necesario y en la construcción de una estructura electoral suficiente en todos los municipios de la entidad.

El efecto AMLO ha relativizado también la lentitud y la falta de oficio político con el que han actuado en muchos casos los responsables estatales de Morena durante 2017 y los delegados enviados desde el centro. Igual, ha influido para contrarrestar el celo de los militantes morenistas frente a la llegada de más y más simpatizantes, activistas y dirigentes de otros organismos políticos y asociaciones ciudadanas.

Y es que se requiere sumarle votos al Peje, no colgarse de su imagen, por lo que las campañas de los candidatos locales están obligadas a ser competitivas y a moverse con brillo propio. Creo que hay buenos prospectos para los distintos cargos, especialmente en Mazatlán, por mencionar algunos: Flor Guerra, el Químico Benítez, el ex presidente

municipal Alejandro Camacho, la maestra Olegaria, entre otros. Por eso mismo, el propio Rubén Rocha Moya tendrá que terminar de reactivar a sus viejos equipos de trabajo y amigos para contar con una estructura estatal que impulse su campaña y al mismo tiempo que coordine los esfuerzos de los candidatos y enlaces distritales y municipales de Morena.

Su condición de pre-candidato al Senado, junto con Imelda Castro, le impelen a hacer las cosas con rapidez. Solo se espera que el nombramiento de las candidaturas locales de Morena no generen enojo o actitud de rechazo a apoyar a quienes salgan beneficiados con las postulaciones. Ese es el caso que estamos viendo dentro del PRI y del PAN. De otro modo Rubén Rocha Moya y Morena se la verán difícil en la competencia electoral.

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

Cultura y Coyuntura

Cultura y Coyuntura

COLUMNA CUARTO PODER

COLUMNA CUARTO PODER

Cultura y Coyuntura

Cultura y Coyuntura