Busca:
Síguenos:
Entre Veredas

Entre Veredas

“El tiempo no duerme los grandes dolores, pero sí los adormece”, George Sand

Causas estratosféricas

SALE A LA LUZ

Tal y como lo anunciamos desde la semana pasada, será este lunes cuando las primeras investigaciones que está realizando la Fiscalía General del Estado salgan a relucir con los primeros indiciados de este proceso.

Está claro que no existe hasta ahorita ninguna causa justificada para acusar a nadie en estos momentos y sacar las conjeturas correspondientes lo único que sucederá en esta primera etapa es determinar si hubo fraude.

El proceso irá en varias etapas hasta determinar la causa del colapso que el pasado febrero ocurrió en sus instalaciones y que millones de metros cúbicos se salieran por completo del lugar.

El primero en estar en el “banquillo de los acusados”, salvo error de apreciación, sería el primero en estar sentado ahí por ser el constructor de esta obra en la mayoría de sus etapas.

El también líder de la Cámara Nacional de Comercio, recibió el fin de semana pasado un citatorio para que ahora, acuda a declarar con todo y abogado ante la FGE en la capital del estado donde se analiza el caso.

El asunto, todavía no está claro, serán los indicios de las primeras investigaciones, que tiene que llegarse a fondo como debe de ser, y esto involucra a más gente en este proceso, esto podría ser el principio de una larga lista de empresas, políticos y constructores que estén declarando este caso. Sin duda, el que la FGE cite a un constructor por una obra que colapsó a poco más de un mes de haber sido inaugurado por las autoridades municipales y estatales, el resto ya lo sabemos, ahora sólo es cuestión de esperar a ver qué sucede con este tema.

Sin duda este proceso, le está afectando al constructor del Tiburonario de una manera considerable, pues profesionalmente una obra de esta envergadura, daña moral y económicamente a una empresa. Las cosas son sencillas, pero también no se debe acusar de que se desviaron materiales para hacer la casa que tiene en el fraccionamiento El Cid y hasta para hacer otros negocios, el caso está en que le corresponde aclarar.

El constructor, Omar Osuna Osuna, cuando recién ocurrió este hecho, salió ante los medios de comunicación para dar a conocer que habían sido errores en el manejo del acrílico de otra empresa que los movió y eso provocó el colapso.

Será esta semana cuando se dé a conocer que días estará en la audiencia ante un juez el empresario constructor y esto comience a formalizar el asunto para todos, y que sea el comienzo del fin de este proceso extenuante.

EXTRAÑAMIENTO Nos parece muy raro el tema transportista en el estado, con los conflictos que lo están ocasionando las agrupaciones de todo Sinaloa y que la ciudadanía categóricamente los ha calificado como los pulpos de transporte.

Y no es para más, el episodio protagonizado el sábado pasado nos pone a pensar sobre todo en manos de quien estamos, pues al chofer de una unidad de la CROC que estaba lista para prestar un servicio, lo bloquearon entre taxis rojos, verdes y aurigueros y con total autoritarismo la voltearon.

De los hechos constató video, como los prestadores de servicio se volvieron totalmente unos salvajes cuando bajaron al propietario del vehículo y entre toda la bola de abusivos, nefastos e ignorantes conductores, dejaron un vehículo de reciente modelo con daños que el seguro no pagará.

Lo que hicieron los taxistas auspiciados y provocados por sus líderes, Arnoldo Boucieguez Lizárraga, de los taxis rojos, Jesús Armando Peraza Morales de los taxis verdes, y Jorge Lizárraga de las aurigas ni siquiera estuvieron en el lugar.

Ellos sólo se han dedicado a provocar a los conductores, que han tenido que hacer estas acciones como si fueran robot o personas sin cerebro para creer que esta acción no tendrá consecuencias. Le están pateando la puerta al vecino, y aquí es donde las cosas se pueden poner color hormiga para los transportistas, los líderes ¿qué?, ellos siguen cobrando las cuotas y viviendo cómodamente de sus rentas, porque tienen taxis que ellos no los manejan.

Lo que sorprende de este asunto, es que a unas horas de que se solucionara un conflicto que estaba siendo tergiversado por los propios transportistas contra Polo Palafox, lo “acusaron” en las redes de que estaba cobrando.

Lo peor de todo es que cuando lo tuvieron enfrente los transportistas no dijeron ni pío, y esto sin duda nos deja en claro algo, que son los abusivos líderes que han sacado provecho de este asunto durante décadas.

Por esta razón, las cosas no prosperan pues lo que se genera del transporte sólo queda en unos cuantas manos y esto no se vale, porque así como se han comportado los que manejan, los choferes simplemente muestran que el cerebro lo tienen más pequeño que un cacahuate, con perdón de la leguminosa.

Las cosas van de mal en peor, ahora sigue Culiacán, que puede terminar hasta en que los taxistas educados y respetuosos de la ley, provocados por sus líderes quemen un Uber para “demostrar” su grado de ignorancia.

Esto marca una pauta solamente, la Ley de Transporte debe de reformarse para que el transporte se libere y a estos zánganos del transporte, eternos “líderes” se les acabe la gallina de los huevos de oro, y ahora sí, se pongan a trabajar.

[email protected]

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas