Busca:
Síguenos:
Entre Veredas

Entre Veredas

‘No se desea lo que no se conoce’, Ovidio

El perdón

RESURRECCIÓN

Quieran o no, el Congreso de Sinaloa emitió una “bula papal” para el gremio malovista que ahora ya prepara el camino para el proceso electoral que sigue, el 2018, ya varios de los protagonistas del pasado están moviendo sus influencias para penetrar de nuevo en la ciudadanía.

Uno de los más característicos y que hemos visto en las redes es el Trébol, en referencia al exsecretario de gobierno Gerardo Vargas Landeros, que ha permeado en las redes y toda la estructura que en algún momento estuvo aceitada, parece que no la detuvo el tiempo.

En aquellos momentos, se hablaba de una fórmula para el PRI que colocaba a Vargas Landeros en la cima para encabezar la candidatura para el Senado en compañía de la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosa Elena Millán Bueno.

Las cosas hasta hace tiempo estaban así, pero la negativa en primera instancia de la cuenta pública, detuvo un momento este arranque, y si alguien es prudente es el mismo Vargas Landeros.

En las redes hemos visto un trébol mejorado, calificado, similar a un camino que conduce a una salida, que le da un toque de frescura a un logotipo que llevaba años funcionando pero que ahora con esto se abre la puerta para una nueva época.

El equipo de Vargas Landeros lo saben y conocen que ahora que las aguas se calmaron con el asunto de la cuenta pública las puertas se le abrieron para lo que sigue que buscan en lo interno este espacio, uno de los más peleados que se colocan.

La cuestión de todo esto es que también hay varios “tiradores” en este tema del senado, y con el contamos a otro mochiteco, el titular de la Financiera Nacional de Desarrollo, Mario Zamora Gastélum también está fuerte en este tema.

El trabajo y experiencia que tiene el exsecretario de gobierno está en pugna contra el trabajo que ha hecho Zamora Gastélum a nivel internacional y los resultados que ha tenido en sus cargos en las secretarías de Hacienda y Desarrollo Social.

Mario Zamora ha sido un político que se ha destacado por construir desde los cimientos y han sido seis años de preparación para volver al camino que dejó y que ahora por el trabajo político puede tener esa oportunidad.

Uno de los puestos más peleados hasta el momento por lo que representa, el senado se ha distinguido por ser un semillero de candidatos a gobernador de todos los estados, en esta ocasión las cosas fueron distintas, pero en el 2021 las cosas pueden cambiar.

Volviendo al tema principal, este asunto no es menor, ya lo comentábamos en la última columna de la semana pasada que las cosas quedarán manchadas, y también a que se le apuesta al olvido con la agenda legislativa que viene para el próximo periodo ordinario de sesiones.

El tema está sobre la mesa, el trébol levanta la cortina, el movimiento fuerte apenas comienza.

EN CARA

El Partido Sinaloense tuvo sus motivos y los defendió a capa y espada, lo ocurrido la semana pasada para ellos era de vida o muerte política, pero sobre todo de defender lo que pregonaban, los desfalcos de la administración pasada, y con su voto demostraron este rechazo.

Pero con esto, el PAS se abre una plataforma de trabajo y de cuidado para seguir en la lucha de los objetivos que se han planteado desde la formación del partido, y es que éste crezca y gobernar no sólo municipios como hasta ahora ocurre, sino también llegar a gobernar el estado.

Las cosas para el dirigente Héctor Melesio Cuén Ojeda van trabajando bien, hasta el momento las oportunidades para el PAS de participar en una elección federal no están liquidadas pese a lo dicho por el Trife.

Esto pone de relieve que la lucha continua por ello, pero el PAS no se centra en un sólo proyecto, por otro lado está dando la mano a la población en temas estructurales como se ha caracterizado desde su fundación.

Las cosas van bien para el partido, será cuestión de tiempo esperar a ver qué sucede con este tema importante como lo es las alianzas y los proyectos que vendrán para el futuro próximo para el partido.

EN BOCA CERRADA

El diputado federal Manuel Clouthier Carrillo debería pensar lo que dirá antes de hablar, pues en las últimas entrevistas se ha dado golpes de pecho referente a ver el pez gordo de Malova en la cárcel por corrupción.

En este caso, el “independiente” debería mejor explicar por qué durante la campaña en varias ocasiones el como exdiputado del PAN le levantó la mano en varias ocasiones como su gallo.

Ahora que las cosas le salieron mal, que es un diputado independiente boquiflojo, puede señalar muchas cosas de la cuenta pública que se han dado a conocer, pero el problema radica en que todo su expartido, el PAN se quiere lavar las manos cuando fueron ellos los que lo propusieron.

El simple hecho, de que en el 2011, el cuatro de julio todos los partidos que cobijaron la alianza opositora celebraron con júbilo el haber triunfado con creces sobre el candidato del PRI Jesús Vizcarra Calderón.

Las cosas fueron sencillas, Malova todavía estaba en la luna de miel con los partidos que lo impulsaron, que llegó con sus siglas, del PAN, PRD, PT, Convergencia y otros más, todos ellos propusieron a quien ahora critica.

La razón de su crítica es sencilla, no les dio lo que ellos esperaban que se merecían, pero sobre todo que los disidentes priistas, claro que podemos decir que hay excepciones, muy pocas por cierto, que apoyaron esta campaña y se enriquecieron con ella.

El PAN, tuvo un serio problema, no supo enfrentar la traición, y ahora esa es su consecuencia, digan lo que digan, sino pregúntenle a Francisco Solano Urías que fue el principal promotor y negociador con los demás partidos de izquierda de esta alianza.

Clouthier moralmente y formalmente aprobó en su tiempo algo que estaba destinado a suceder desde que se empezó a buscar un crédito de 2 mil 600 millones de pesos.

Las cosas así de sencillas.

PARA ABAJO

El que pagó las que hizo fue el diputado local Roberto Cruz Castro a quien mandaron a descansar luego de haber hecho del congreso una romería con el único afán de promocionar su imagen.

En este momento, las cosas para él están color de hormiga, pues los diputados le aplicaron el castigo de ni siquiera meterlo en la comisión permanente, y meter en su lugar a Juan Pablo Yamuni como su suplente a Tania Morgan.

Además de esto, él quería que los diputados lo reeligieran como presidente de la Mesa Directiva del Congreso, pero se le olvidó que al iniciar la legislatura, se acordó que un periodo sería el PAN y el otro el PAS y ahora le corresponde por acuerdo a ese partido coordinar las acciones del gobierno.

Cruz Castro le faltaron muchas cosas por hacer, hubiera hecho un buen trabajo al frente de su posición y le hubiera sacado un mejor provecho al lugar donde estaba pero el ego y la vanidad le ganaron al querer encabezar todas las causas.

En estos momentos, Cruz Castro ya será un diputado más, la oficina que ocupaba la tendrá que dejar, y ahora estará en los cubículos de sus compañeros como cualquier terrenal, la cuestión es qué pasará si el PAN lo propone como vicepresidente, sin duda le pasará lo mismo que con la comisión permanente.

E insistimos, este asunto es justo porque quiso llevar a un grado superlativo el desorden en el Congreso, una ola que no pudo evitar que hasta un momento la manejó bien, los reflectores, las luces que le daba la mesa directiva, es más hasta su punto de vista tendrá menos peso que antes.

Cruz Castro buscará recomponer el camino que llevaba, el ajonjolí de todos los moles, el salvador y mesías de las causas injustas. Lástima a nadie de los que atendió les resolvió como fue debido, sólo les dio mejoralitos.

Dirían por ahí, suerte para la próxima.

[email protected]

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas