Busca:
Síguenos:
EL TERRENO DE ISSTESIN ES DE LOS MAESTROS

EL TERRENO DE ISSTESIN ES DE LOS MAESTROS

Desde hace 28 años, el lote de más de 3 mil metros cuadrados, ubicado por la avenida Colosio y calle Venados, se ha rentado para diferentes giros

Otra rayita al tigre. Hace 28 años el terreno que está ubicado entre la avenida Colosio y la calle de Venados, a un lado del Panteón “Jardín”, formaba parte del proyecto urbano del Fraccionamiento ISSSTESIN -habitado en su gran mayoría por maestros estatales-, y estaba destinado para áreas verdes. No obstante, los líderes de la Sección 53 del sindicato magisterial, como ya es costumbre, desde hace más de 20 años se lo apropiaron y han estado usufructuando las ganancias que les ha dejado la renta de ese inmueble.

El lote de más de 3 mil metros cuadrados se ha rentado para diferentes giros. Desde la época en que le tocó encabezar la sección 53 a Lorena Álvarez, se ha cobrado una renta que no es cualquier cosa. Ahora hay un “lavado de carros”, y antes hubo otros negocios que puntualmente pagaban su renta mensual con dinero en efectivo (hasta 20 mil pesos mensuales), dinero que siempre ha llegado a manos de los funcionarios del ISSSTESIN (lo que no quiere decir necesariamente que entren a las arcas del propio Instituto). Es decir, se está cobrando renta por un bien de los maestros sindicalizados que no se sabe dónde queda. Bueno, sí se sabe.

El día 26 de febrero, varias decenas de profesores tomaron simbólicamente el predio y exigieron que se rinda cuentas sobre el dinero cobrado sin factura a los arrendatarios. Exigieron que ese terreno se destine mejor a construir una Estancia Infantil para los hijos de los maestros en activo y un centro recreativo para los profesores jubilados. Seguramente que tendrán éxito.

Ese problema es exactamente el mismo que lo que sucede con otras propiedades del SNTE o del ISSSTESIN (vgr. la Unidad de Servicios Estatales –USE-, que se le renta al gobierno del Estado), es decir, se rentan pero el dinero que se obtiene queda en la total opacidad. Nadie sabe, nadie supo. Así, los dividendos son grandes para ese grupo político que todavía mantiene el control sobre los trabajadores de la educación a través de las estructuras de ENCIMA, encabezado por el senador Daniel Amador.

Pero algo que ha quedado claro es que en estricto sentido, todos los bienes adquiridos por la Sección 53 del SNTE son propiedad de los maestros afiliados a la misma, así como los que ha adquirido el ISSSTESIN como organismo descentralizado.

El problema es la corrupción imperante, es la forma en que los eternos líderes manejan los bienes muebles e inmuebles y las cuotas sindicales de los agremiados. Y más en el fondo, el asunto está en el mal manejo que han hecho de la dignidad de los maestros, a quienes han manipulado a su antojo por más de dos décadas. A nadie rinden cuentas pero es notorio su progresivo enriquecimiento.

Todos esos años han negociado con “la fuerza magisterial” para obtener prebendas, puestos políticos y administrativos y hacer tráfico de influencias. Todos ellos son del PRI.

Las preguntas obligadas son: ¿por qué no se rinden cuentas al gremio sobre esos recursos?, ¿por qué no se destinan al beneficio de los profesores?, ¿por qué se dice que el ISSSTESIN está en quiebra si hace negocio con las tiendas, con renta de inmuebles, con unidades y equipos, con las cuotas de los maestros?

La caja de Pandora aún no se abre en su totalidad, pero se está abriendo y seguramente habrá más sorpresas. Bien se ha dicho, el poder del grupo ENCIMA va en decadencia, y ese declive camina inversamente proporcional al crecimiento del poder del Movimiento SOMOS+QUE53.

Por ello, cobra sentido la demanda que ha hecho este movimiento al Congreso del Estado: ¡Auditoría al ISSSTESIN! Y seguramente que no tardará el día en que también levanten la bandera de una Auditoría a la Sección 53 del SNTE, o sea, a los más de veinte años de control sindical por parte de Daniel Amador y su grupo.

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

COLUMNA CUARTO PODER

COLUMNA CUARTO PODER

COLUMNA CUARTO PODER

COLUMNA CUARTO PODER

Cultura y Coyuntura

Cultura y Coyuntura