Busca:
Síguenos:
COLUMNA | El Covid-19 no rebasó al sistema de salud mexicano a base de Paracetamol

COLUMNA | El Covid-19 no rebasó al sistema de salud mexicano a base de Paracetamol

🔴 Los precaristas que viven a un costado del Coloso de Pradera Dorada se están preparando para lo peor.

🔵 Ahora sí nos sorprendieron los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, no creíamos que fueran tan entendiditos.

¿Será?.- Pues dice el Presidente de la República, Andres Manuel López Obrador, que México logró domar la expansión del SARS-CoV-2, es decir, el famoso Covid-19. Dice que no nos fue tan mal como a otros países, y que en México no colapsó el sistema de Salud Pública. ¿Apoco el IMSS y el ISSSTE, de los que siempre nos quejamos, pudieron contra el Covid-19, si el único medicamento que se saben es el Paracetamol, y párale de contar? La otra es que las cifras de informes técnicos diarios a nivel estatal y federal le tienen otros datos a don “cabecita de algodón”, pues el número de pacientes activos va en aumento al igual que los decesos. En Sinaloa está igual, el Gobierno del Estado dice que no están saturados los hospitales, pero personal al interior de los nosocomios dicen lo contrario.

En riesgo.- Los que están temerosos de su porvenir, son las personas que viven a un costado del nuevo estadio de futbol de Mazatlán, conocido también como El Coloso de Pradera Dorada. Los precaristas llegaron a esa zona hace 10 años en busca de fincar sus chozas de lona y cartón, en el lugar que después llamaron Montebello y Líderes en Acción, con la esperanza de que ese lugar se convirtiera en su hogar. Hoy por hoy, la urbanización los alcanzó y lejos de alegrarse por tener un monstruo de concreto que albergará uno de los deportes más seguidos por los seres humanos, claman porque los propietarios de los predios no los destierren, ya que han asegurado es el patrimonio que dejarán a sus hijos, por lo que están dispuestos a negociar y pagar el precio que se les pide a fin de seguir en el mismo lugar.

Literal.- Mientras que elementos del Capta, de Protección Civil, de la Policía Municipal, Tránsito Municipal y hasta del Escuadrón del Salvamento Acuático vigilan el Malecón para evitar conglomeración de personas durante el confinamiento, la gente se ejercita frente a ellos, en la avenida del Mar, en la Rafael Buelna y hasta en el Parque Lineal, y más allá. Tal parece que la orden fue cuidar que los ciudadanos no se acerquen al malecón, y así de literal se lo tomaron, pues lo que sucede afuera de ahí no les interesa. ¿Así cómo pues?