Busca:
Síguenos:
Vivir con miedo. “Hasta drones usan; vecinos se encierran”

Vivir con miedo. “Hasta drones usan; vecinos se encierran”

Los criminales vigilan desde el aire para saber si en las casas que planean entrar hay personas o no. Vecinos dicen que gastan entre 3 mil y 10 mil pesos para poder vivir seguros

Villahermosa.

Usando lanchas, autos y hasta drones es como los delincuentes mantienen al acecho a los habitantes de la ciudad de Villahermosa, razón por la que en algunos fraccionamientos sólo se pueden observar casas con alambres y bardas amplias, con puertas que sólo tienen una pequeña ventana para ver quién los visita y cámaras de seguridad por todas partes.

Prados de Villahermosa es uno de los fraccionamientos con mayor antigüedad en la capital del estado y se había convertido en un libre acceso a la zona comercial y bancaria llamada Tabasco 2000, debido a que por su ubicación facilitaba el ingreso cuando las avenidas principales se congestionaban. Ahora no será posible usar sus calles porque los colonos decidieron cerrar las entradas ante la inseguridad que viven en el lugar.

“Debido a la propia inseguridad los vecinos decidimos unirnos, se formaron comités y hay dos asociaciones civiles; además se formaron los grupos de chats de WhatsApp y Seguridad Pública nos dio orientación sobre el tema de vecinos vigilantes.

Se aplica el programa Vecino Vigilante, que consiste en que entre todos nos vamos informado y apoyando cuando vemos alguna situación de este tipo, algo de inseguridad”, cuenta el delegado Carlos López Castillo.

Se instaló una caseta con vigilancia y cámaras de video; se está construyendo una que será la más importante porque está en la entrada principal y además se han colocado varias plumas para tratar de regular el paso vehicular.

Los vecinos no quieren hablar con extraños, no confían en nadie y, por el contrario, ahora se cuidan más. “Es la segunda caseta, la primera está construida en la calle Cerrada de Comalcalco, es un lugar en donde también habían bastantes robos. Créame que ha bajado el índice, es una caseta de seguridad, le llamamos de control de acceso”, cuenta López Castillo, quien había sido delegado años atrás y dice que ahora las exigencias son tener calles limpias, contar con un carretón de la basura y agua. Ahora todo gira en la necesidad de una mayor seguridad en la zona.

Como el fraccionamiento Prados está rodeado por una laguna, los delincuentes han usado hasta lanchas para ingresar a las casas, incluso hasta se han modernizado usando los drones para vigilar desde el aire si hay o no personas dentro de las mismas.

“No se veía, es una nueva modalidad, yo sé que en otros lugares lo hacen con drones, están trabajando con drones. Con el dron te vigilan”, revela. Doña Carmen, quien pidió no ser fotografiada por seguridad, accede a platicar y dice que ella ha invertido mucho en cámaras y reforzamiento de su establecimiento y casa, y aun cuando no ha sido víctima de la delincuencia, tiene miedo porque sus vecinos o familiares pasaron por esa situación.

“Tratamos de protegernos en ese caso con herrería, pagamos seguridad, servicio obviamente particular; tomamos las medidas para que de alguna manera se puede decir creer que estamos un poco protegidos”, señaló. En total, asegura el delegado de Prados de Villahermosa, una familia gasta hasta 30% de sus ingresos en seguridad: 3 mil de cada 10 mil pesos son utilizados para poder dicen vivir tranquilos.

Con información de El Universal.