Busca:
Síguenos:
El mundo se une contra el cambio climático, hacia un futuro sustentable

El mundo se une contra el cambio climático, hacia un futuro sustentable

Luego de que Trump dio la espalda al acuerdo ambiental de París, se fortalece la Coalición Under2 MOU para combatir el sobrecalentamiento del planeta

SAN DIEGO, Cal.

En cuanto el presidente Donald Trump abandonó el Acuerdo ambiental de París, la comunidad internacional comenzó a reforzar una alternativa contra el cambio climático que ya incluye a miles de ciudades, 36 países y varios estados de la Unión Americana, con altos objetivos de protección ambiental y que hasta ahora no ha parado de crecer.

La Coalición Under2 alcanza por ahora representación de mil 200 millones de residentes del planeta, 16 por ciento de la población global, con un Producto Interno Bruto conjunto de 28.8 billones de dólares, o 39 por ciento de la economía mundial.

Se trata de un esfuerzo simultáneo de miles de ciudades, gobiernos municipales, locales, estatales, regionales y nacionales, cada uno en forma individual y en la medida de lo posible también coordinada, para contribuir a objetivos comunes.

Under2 MOU se propone reducir desde ahora dos grados centígrados la temperatura terrestre, que es el nivel científico aconsejable para despejar riesgos, y a largo plazo reduce la emisión global de gases entre 80 y 95 por ciento de los niveles que había en 1990, objetivo que se planea alcanzar para 2050 o antes de ser posible.

Todo se ha consolidado en menos de un mes, desde que el mandatario estadunidense informó que su administración abandonaba el Acuerdo de París a principios de junio.

El nombre completo es Under2 MOU, y significa Memorandum de Entendimiento de Liderazgo Climático Global Subnacional y surgió en Sacramento, California, en mayo de 2015 por iniciativa del gobernador Jerry Brown, quien ahora se perfila como el líder estadunidense reconocido internacionalmente que sustituyó a Trump en protección al medio ambiente.

La red de la Coalición Under2 comenzó a fortalecerse apenas Trump hizo el anuncio. California decidió ese mismo día unir esfuerzos con estados como Nueva York y Washington para mantener niveles de protección ambiental, independientemente de las decisiones federales del presidente Trump.

Pronto la iniciativa contaba con el respaldo de diez estados y más de 200 ciudades estadunidenses, incluidas todas las mayores metrópolis.

Cada estado y municipio realiza acciones colectivas y por separado para proteger al planeta. Por ejemplo, California ya se había propuesto que 50 por ciento de la energía que consuma para el año 2030 provenga de fuentes renovables. Pero en respuesta la salida de la administración Trump del Acuerdo de París, el presidente del senado, Kevin de León, propuso que toda la energía que consuma California para el año 2045 sea renovable.

En cuanto a municipios, el alcalde de Los Ángeles, por ejemplo, Eric Garcetti, suspendió un proyecto ya aprobado de renovación de viejas generadoras de electricidad que iba a costar dos mil 200 millones de dólares, para invertir ese capital en nuevas fuentes de energía renovable.

Cada administración, desde nacional hasta municipal, desarrolla acciones propias que contribuyen a los objetivos comunes.

La coalición incluye además de Canadá y Estados Unidos, a México, Brasil, Chile, Colombia y Perú; en Europa a Francia, Alemania, Hungría, Italia, Holanda, Portugal, España, Suiza, Suecia e Inglaterra.

Por Asia participan China, India, Indonesia y Japón, entre otros. Under2 alcanza ya seis continentes.

Tras el retiro de Donald Trump, mientras los estados de la Unión Americana afianzaban el plan Under2 con Canadá, la Comunidad Económica Europea (CEE) decidió ir por su cuenta con el acuerdo de París, y la primera ministro alemana, Angela Merker, se perfiló como nueva dirigente contra el cambio climático.

No había pasado una semana del retiro de Trump al acuerdo internacional, cuando el presidente de China, Xi Jinping y el gobernador de California, Brown, firmaron un acuerdo para incrementar el comercio de tecnologías verdes y ayudar a enfrentar el cambio climático.

El acuerdo con China debió ser particularmente desafiante para Trump, quien en campaña se había referido al cambio climático como “una treta inventada por China”.

Al firmar, el gobernador Brown declaró que “ya nadie puede quedarse al margen: no podemos darnos el lujo de que alguien se quede fuera del tremendo esfuerzo que necesitamos hacer los seres humanos por lograr la transición hacia un futuro sustentable”.

Tres días después en San Francisco la ministra de Medio Ambiente de Alemania, Bárbara Hendrix, y el gobernador Brown, reafirmaban con un nuevo acuerdo su misión conjunta de combatir el sobrecalentamiento terrestre.

Pero lo más importante de ese encuentro al que asistieron importantes empresarios estadunidenses, es que los dos líderes actuales contra el cambio climático, California y Alemania, declararon implícitamente que su acuerdo de reducir los gases que causan el efecto invernadero sobrevivirá la Presidencia de Trump, incluso si el mandatario consiguiera de alguna forma la reelección.

Constitucionalmente, la Presidencia estadunidense sólo puede reelegirse una vez en el cargo tras los primeros cuatro años.

“Así que son ocho años; me parece que el clima va a sobrevivir esto”, declaró categórica la ministra Hendrix.

Jerry Brown coincidió: “al retirar a Estados Unidos (del Acuerdo de París), Trump pasa al asiento trasero del autobús, pero esto es temporal; la decisión actual no va a durar”.

Con los dos acuerdos de este mes, California, la sexta economía mundial si se le separa de Estados Unidos, conserva planes contra el sobrecalentamiento global con la segunda mayor economía mundial, China, y con la cuarta directamente, Alemania, y a través de Under2 también con la tercer economía mundial, Japón.

Pero no fue sólo una reacción contestataria al retiro de Trump al Acuerdo de París. De hecho California se había adelantado a esa renuncia de Estados Unidos.

La mayoría de las leyes y reglamentos que aprobó la administración del expresidente Barack Obama en protección ambiental se basaron en la ley AB32 de California, la más estricta en conservación en el país.

Al llegar Trump a la Presidencia, California dio pasos para prevenir que la entrante administración pudiera desmantelar las leyes de protección ambiental de la era Obama.

“La Administración Trump y la bancada republicana en el Congreso parecían competir en debilitar la protección ambiental y la salud pública que se alcanzaron a lo largo de décadas”, dijo De León.

Así que presentó una iniciativa que “hace que las leyes federales existentes —como las leyes sobre el aire limpio y el agua limpia— se mantengan en cumplimiento en California... independientemente de lo que suceda en Washington”.

En abril, en visita a la Ciudad de México, cuando la administración del presidente Enrique Peña Nieto reiteró su apoyo a la Coalición Under2, Brown dijo: “estamos formando nuestra Coalición Under2 y vamos a reclutar, movilizar y trabajar con todos los estados y provincias y países; eso incluye a Canadá y México, socios clave para hacer frente a la catástrofe climática”. Agregó que “estamos de parte de la ciencia y la verdad; vamos a superar lo que esté fuera de eso”.

Con información de Excélsior