Busca:
Síguenos:
Entre Veredas

Entre Veredas

'Escribir es la manera más profunda de leer la vida', Francisco Umbral

Verdades a medias

RIESGOS INNECESARIOS

Quien levante la mano para el proceso electoral del 2018 antes de los resultados de la campaña electoral que se viven en los estados de Estado de México, Coahuila y Nayarit debe de pensarlo muy bien antes de ver que panorama viene.

Las condiciones políticas no son las mejores para nadie, y mucho menos para el PAN, PRI y Morena que en estos momentos, y hasta el 2018 representan las fuerzas como partidos nacionales son los únicos entes que tiene posibilidades de “prender” al electorado ya sea a favor o en contra.

El proceso electoral que se está viviendo en los estados que hemos mencionados, ponen de relieve la clase política que tiene este país, donde los bajos escrúpulos que se tienen no entran más que en la llamada guerra sucia.

Es lamentable que ante la falte de propuesta, debate y convencimiento de la gente, este tipo de combate mediático tenga el efecto que se espera y siempre funciona, pero volviendo al tema, es desde ahora que el tema mediático se va.

En el caso de las elecciones de este proceso electoral que está en camino, el pronóstico es reservado y que estos comicios tendrán que judicializarse por la forma en cómo se va a presentar.

Si bien es cierto, son pocos los políticos que aceptan los resultados electorales la cuestión es que ya la técnica de muchos competidores en las elecciones es buscar ganar en los tribunales lo que no se tiene en las urnas.

Esta situación pone de relieve algo interesante, un problema donde se está demeritando la política, y llega quien menos compromisos tiene con la gente, con quien menos busca la manera de acercarse con ella.

Al contrario, hay medidas que se deben de tomar para evitar serios conflictos que compliquen siquiera la mera existencia de un panorama adverso electoral. Así como faltan muchos meses, el PRI y el PAN están teniendo una seria crisis en todo el país, mientras que el PRI todavía no tiene un candidato definido y Enrique Peña Nieto está permitiendo que el caos impere dentro del partido.

Lo único que está haciendo el PRI es desactivando a los que tienen aspiraciones políticas para el 2018 y sin opción de elegir para que sea el mismo Peña Nieto que busque a su predecesor, siquiera en las boletas electorales.

El PAN es el caos andando, con el presidente Ricardo Anaya que está buscando a toda costa ser el candidato de su partido, está descuidando los flancos necesarios para que la gente valiosa se vaya por otro camino.

Morena por el contrario desde el 2012 se sabe que Andrés Manuel López Obrador ahora si vaya sin rival para la candidatura a la presidencia de México sin rival, con una labor mesiánica dentro del partido.

Hay muchos caminos, pero en el caso del 2018, hay un riesgo innecesario de no elegir a quien verdaderamente merece estar en la silla presidencial a partir del 2019, y con ello darle fortaleza a proyectos meramente convenencieros.

El panorama político para los mexicanos, lamentablemente no tiene futuro para el país, ni para ninguna oferta que se pueda hacer a los ciudadanos. El panorama para cualquier propuesta es contrario a lo que se pide.

Las cosas tomarán un rumbo diferente, pero en este momento es la lectura que se tiene de lo que se avecina para el 2018 en materia electoral, ya veremos qué cambios vienen para los partidos.

Pero mientras, las cosas son serias.

[email protected]

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas