Busca:
Síguenos:
Entre Veredas

Entre Veredas

“La realidad no es lo mismo que la verdad —respondió el general—. La realidad son sólo detalles”, Sándor Márai

Entre verbos y sustantivos

LIBERTAD O LIBERTINAJE

Ciertamente, en el ámbito periodístico se ha mezclado de todo, donde ahora los medios de comunicación como cadenas de radio, prensa y televisión le dan la oportunidad a profesionistas de diversos ámbitos de colaborar con ellos en columnas o mesas de análisis.

Para muchos que nos hemos dedicado a el periodismo y lo hemos hecho parte de nuestra vida, simplemente no nos cabe en la cabeza por qué estos profesionistas se declaran periodistas por el hecho de colaborar una vez a la semana en algún medio.

Y esto se repite por lo siguiente, en Sinaloa, han sido pocos los periodistas que han sido asesinados o desaparecidos por el hecho de buscar la verdad, pero en realidad, la experiencia que a muchos nos ha dado, nos lleva a decir algo que muchos concordarán, ser periodista da miedo.

Y no precisamente por el asunto de que nos llegue a pasar algo por mover “aguas” o mover “tierras” que no deben de moverse, esto no es privativo de México pasa en todo el mundo con el periodismo.

Pero, hasta el momento, hay un fenómeno que está pasando mucho en el periodismo actual y es que el que se “coarte” la “libertad de expresión” con nuevas reglas o leyes provoque pánico en algunos compañeros.

Ciertamente, colococomillas en las palabras anteriores, pues la libertad de expresarse es de cualquier ser humano, no privativa de los periodistas, y nuestro derecho hay que reconocerlo se termina cuando empieza la libertad de otro.

Uno de los temas que ha causado polémica es lo que el Partido Sinaloense propuso y que se mal interpretó por muchos compañeros que traen rencillas personales con el líder del PAS, Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Es sin duda, inverosímil que habiendo tantos temas para opinar en el Estado, pobreza, seguridad, corrupción, desvío de recursos, tengamos que hacer un paréntesis para que gastar litros de tinta contra una sola persona.

Nadie de nosotros somos dueños de la verdad absoluta, sólo el periodista que habla con documentos en mano, con pruebas nadie lo refuta, y mucho menos se le demanda por la vía civil o penal.

En lo particular hago un llamado a los compañeros de diversos gremios a comportarnos con objetividad en nuestros escritos, pues es lamentable que otros compañeros se valgan de la pluma para extorsionar a la sociedad, llámense como se llamen.

Y que ahora, escudados en algún portal se quieran sentir intocables, los que escribimos o analizamos temas, somos tan vulnerables de ser demandados, la pluma no es garantía de la libertad de expresión.

Por eso los ciudadanos se manifiestan, por eso la gente protesta, incluso los periodistas protestamos, mientras los dueños de sus empresas se la pasan tomando café en el aire acondicionado y sólo para producirle ventas a sus medios.

La libertad es sinónimo de responsabilidad, no de vísceras ni rencillas personales, ahí es cuando deja de ser periodismo de investigación, cuando el periodista se vuelve sicario de la pluma, cuando se pierde objetividad.

Estas palabras fueron similares a un artículo que escribí cuando el gobierno de Mario López Valdez metió una iniciativa denominada 51 Bis, que provocó la misma reacción.

Ahora, cabe preguntar, con estas iniciativas, a quienes se les quiere meter freno, a los periodistas o a los medios de comunicación que sirven para extorsionar a los políticos.

Ellos dueños de la “verdad” lamentablemente, muchos compañeros se dejan llevar o no les queda de otra al ser empleados de empresarios, porque no son periodistas, son empresarios, que les pagan su salario mísero a cambio de que ellos se lleven la mejor tajada del pastel del presupuesto.

Ahí se las dejo de tarea.

HISTORIA

Ciertamente, el que el PAN fuera el triunfador en la pasada elección de síndicos y que uno de los alfiles del ahora secretario del Partido Acción Nacional, Loar López sea el nuevo encargado de la política social en el municipio.

Uno de los puntos principales, es que el ahora síndico de Villa Unión pone al descubierto lo que una vez hace varios meses comentamos en este espacio, Leopoldo Guerrero, pertenece al grupo que maneja el otrora director del Instituto Municipal de la Juventud, Reynaldo González Meza.

Este grupo que organiza, tiene nombre Jóvenes Unidos por el Bien Social y tiene su centro de operaciones en Villa Unión, no es por demás señalar que sin duda el candidato de la planilla del PRI perdiera las elecciones fue por un voto de castigo que la misma población le dio al cambiarse de bando.

Pero vámonos con el ganador, no queda duda de que Polo como lo conocen sus amigos, con menos de 30 años, llegue a ser el nuevo síndico de Villa Unión, lo cual en términos de política lo convierte en el más joven de su tipo, pero esto lo pone en desventaja, que sólo le queda apoyarse en sus dos vertientes, Loar López y Reynaldo González.

Sin ellos dos, Villa Unión no podría tener más apoyos, más que los que el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el alcalde Fernando Pucheta Sánchez se comprometieron con los unionenses.

Cómo dicen en mi tierra, de todos los candidatos a sindico de Villa Unión no se hacía uno, y más que decir quién puede dar el triunfo, es que es lo que el ahora síndico electo hará por el municipio.

No dudamos de su capacidad, pero en realidad, será suficientemente fuerte para operar en a favor de su partido, el PAN en Villa Unión, cabe señalar que el blanquiazul ganó la elección pasada, y fue la única sindicatura que conservó.

Es más, el Partido Sinaloense le tumbó al PAN la sindicatura de La Noria, y el PRI ganó seis de ocho que estaban en juego, entonces, en esta elección de síndicos y comisarios, ¿quién ganó realmente?

Lo que extraña, es que los líderes de partido realizaron una conferencia de prensa para denunciar intromisión del gobierno local en la pasada elección, pero como se vio nadie dijo pío ahora, por lo que lo señalado anteriormente, queda sin efecto.

En suma, en la elección de síndicos el 80 por ciento se lo quedó el PRI y en los comisarios el 98 por ciento se lo quedó el PRI, si las sumas que hace esta pluma no fallan, el gran ganador fue el PRI en estas pasadas elecciones.

Villa Unión se cuece aparte, y en este caso, como siempre dependerá de la gestión del alcalde Fernando Pucheta para las obras para esta sindicatura, el PAN tendrá que gestionar con el PRI apoyos, al final.

El asunto de los síndicos y comisarios se da en un solo sentido, en tener una estrecha comunicación de estos pueblos que están alejados de la cabecera municipal para ser el medio de interlocución entre el gobernante y los gobernados.

Y, para ser precisos, siempre, pero siempre, la mayor parte de las sindicaturas, la tiene el partido que en ese momento está en el poder, así las cosas simples, aquí hay ganadores, porque las sindicaturas y las comisarías tienen sus representantes populares.

Así de simple.

[email protected]

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco

Comentarios

Más de Columnas Política Estatal

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas

Entre Veredas