Busca:
Síguenos:
Hablemos del éxito empresarial en las Empresas Familiares: La Planeación Estratégica

Hablemos del éxito empresarial en las Empresas Familiares: La Planeación Estratégica

Si pudiéramos saber primero dónde estamos (diagnóstico) y hacia dónde vamos (visión, dirección de desarrollo), podríamos juzgar mejor qué hacer y cómo hacerlo (plan operativo).

La planeación estratégica es la integración de distintas estrategias organizacionales que incluyen la mayor cantidad de variables y consideraciones posibles que pudieran influir en la operación y funcionamiento de tu negocio.

Todo esto suena un poco complicado, pero en realidad es bastante sencillo. Sin embargo muchas pequeñas, medianas e incluso grandes empresas carecen de esta importante herramienta.

¿Por qué es tan importante la planeación estratégica para el éxito de tu organización? Porque en ella se formulan y describen acciones y herramientas necesarias para alcanzar las metas y objetivos de tu negocio, considerando situaciones y problemas que pudieras encontrar en el camino y estableciendo con anticipación la forma de enfrentarlas.

Te propongo una forma de realizar la planeación estratégica de tu negocio en doce sencillos pasos:

  1. Plantea la Misión, Visión y Valores de tu empresa. Si ya los tienes, es momento de revisarlos, sino, debes pensar en ¿Cuál es la razón de ser de tu empresa? la respuesta a esta pregunta será la filosofía de tu negocio, o lo que llamamos Misión y en ella se incluye el principal objetivo de la compañía.

  2. La Visión por su parte, es el lugar en el que ves a la empresa en un periodo de tiempo determinado, como por ejemplo ser la mejor empresa de su sector en la ciudad, región, país etc., debe ser razonable y realizable en el lapso en que esperas lograrla: 5, 10 o 15 años. Finalmente, enlista aquellos valores importantes que te ayudarán al cumplimiento de tu Misión y a la realización de tu Visión, como la honestidad, la excelencia, la responsabilidad, el respeto, etc.

  3. Define los objetivos organizacionales. Además del objetivo principal plasmado en la Misión de tu negocio, debes establecer otros objetivos particulares que quieres lograr y el periodo en el que te gustaría cumplirlos, deben ser claros, razonablemente realizables, completamente medibles y que al final del plazo impuesto puedas responder si se cumplieron o no.

  4. Integra un equipo multidisciplinario de trabajo. Si bien la elaboración de la planeación estratégica es una tarea del Consejo de Administración y la Dirección, es necesaria la intervención de personal de diferentes niveles y áreas. Forma un equipo de apoyo invitando a colaboradores destacados, el conocimiento profundo que cada uno de ellos tiene de las actividades que realiza te permitirá elaborar una planeación más fácil de implementar. Además al tomarlos en cuenta propiciarás que se encuentren bastante motivados.

Análisis FODA: Los siguientes cuatro pasos forman parte del análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas), que consiste en una evaluación del entorno externo en que se encuentra tu negocio y de la situación propia o interna de la empresa, a partir de estos puntos es recomendable involucrar a tu equipo de trabajo.

  1. Analiza el interior. Debes hacer un diagnóstico del estado actual de tu negocio, de los recursos y habilidades que posees, así como de aquello que te hace falta. Realiza una descripción a detalle de la situación en la que se encuentra tu empresa en este momento, te será muy útil para el siguiente paso.

  2. Conoce tus defectos y virtudes. Una vez que has descrito el estado del negocio es momento de enlistar sus Fortalezas y Debilidades, es decir, todo aquello en lo que consideras que tu compañía tiene conocimiento, recursos, herramientas y habilidades; y además, los puntos débiles y áreas que requieren atención.

  3. Analiza el exterior. Tu negocio está sujeto de situaciones sobre las que no tienes control, eventos que pueden o no suceder pero que debes considerar para fortalecer tu planeación. Analiza el entorno, los indicadores macroeconómicos, los nuevos segmentos, el comportamiento del mercado, los riesgos.

  4. Detecta las oportunidades y amenazas. Ya que has analizado el entorno externo es momento de preguntarse ¿existen áreas de oportunidad en las que tu negocio pudiera incursionar? ¿Pudieran presentarse situaciones que representen un peligro para tu negocio actual como desastres naturales, cambios en las leyes, tendencias de mercado?

  5. Establece las estrategias. Luego de haber identificado estos puntos, es el momento de pensar en cómo vas a lograr los objetivos de tu empresa, conociendo tus fortalezas y debilidades podrás aprovechar mejor las oportunidades y prepararte para enfrentar las amenazas latentes en el entorno, y así, junto con tu equipo idear estrategias sólidas que te permitan alcanzar las metas propuestas.

  6. Asigna líderes y plazos. De acuerdo con las habilidades de tu equipo de trabajo y el puesto que desempeñan, asígnalos como líder de una estrategia o grupo de estrategias a fin de que sean los responsables de implementarla. Esto te permitirá que cada uno se enfoque en lograr ciertos objetivos particulares en el tiempo que se establezca como pertinente.

  7. Implementa la estrategia. Puedes tener una estrategia maravillosa para lograr tus objetivos, pero es momento de implementarla, además de una idea brillante se requiere de talento y habilidades directivas para materializarla, es por eso que pusiste especial atención en la selección de tu equipo y en la asignación de tareas.

  8. Monitorea el avance. Debes dar seguimiento a la puesta en práctica de las estrategias, elige los indicadores que te mostrarán el avance, habla periódicamente con los líderes pregúntense si la estrategia funciona como esperaban o es momento de replantearla.

  9. Evalúa los resultados obtenidos. Cuando los plazos se cumplan, revisa tus indicadores, ¿la estrategia funcionó? ¿Se cumplió el objetivo? ¿Qué hizo falta? Reúne a tu equipo de trabajo para discutir los resultados obtenidos y mejorar tu planeación estratégica.

Puedes mejorar sustancialmente los resultados de tu negocio siguiendo estos sencillos pasos; recuerda que ni tú, ni tu equipo de trabajo ni las estrategias son infalibles, por lo que será necesario que continuamente evalúes la planeación estratégica y de ser necesario replantear los objetivos y reconfigurar las estrategias.

Somos Enrique Lizarraga y ELT Consulting Group: INNOVANDO LA CONSULTORIA a través de las Mejores Practicas de Negocios para Impulsar la Creación de Valor.

www.consultingelt.com