Busca:
Síguenos:
Hablemos del Consultor, tu médico empresarial …

Hablemos del Consultor, tu médico empresarial …

Quien te asesora funge como un médico que diagnostica a la empresa, otorgar un medicamento o solución a sus problemas y lo monitorea durante su tratamiento

Al igual que un ser humano, la empresa también tiene características muy similares a un organismo vivo. Para poder llegar a entenderla mejor debemos imaginarnos a la empresa como un ser capaz de pensar y actuar con base en una personalidad propia.

Así como nosotros procuramos comer sano, hacer ejercicio y acudir al médico para tener una buena salud. La empresa también necesita de ser cuidada y monitoreada para evitar enfermedades, las cuales pueden ser desde simples resfriados hasta cánceres mortales.

Imaginemos por un momento que nuestra empresa empieza a sentirse mal, presentando algunos síntomas como ventas bajas, alta rotación de personal, conflictos entre miembros de la familia o ineficiencia en los procesos.

A pesar de todos los remedios aplicados por los directivos de la empresa, éstos no pueden identificar el origen de estos síntomas o ni siquiera llegan a visualizar la magnitud del problema o enfermedad que la empresa está presentando. Pues bien, es en este momento en que la empresa necesita de una consulta médica, es decir, de una consultoría empresarial.

A través de las indicaciones del consultor, la empresa podrá gozar de buena salud, aumentando su productividad, eficiencia y condiciones laborales. La ventaja de la consultoría empresarial es que brinda a la empresa una perspectiva fresca, siendo que, en la mayoría de los casos, sus líderes desarrollan la famosa “miopía de taller”: son incapaces de identificar problemas y ver más allá de las operaciones cotidianas.

Además de esto, la consultoría también otorga a la empresa nuevos conocimientos y herramientas útiles que generen ventajas competitivas, así como soluciones tangibles y factibles a sus problemas que sean razonables en tiempo y costo.

Al igual que un médico, el consultor debe estar siempre actualizado en información y en constante capacitación para así poder ofrecer un mejor servicio a su cliente. A su vez, debe trabajar de manera conjunta con el cliente para tener una comunicación efectiva, siendo un trabajo en equipo.

Receta de cambios y estratégia

Es importante señalar que a pesar de que la empresa acuda a consulta médica y el consultor le recete cambios y estrategias para mejorar, el que tiene la responsabilidad de tomarse la medicina es el propio empresario o directivos para que la empresa pueda mejorar.

Si no existe un compromiso por parte de la empresa por mejorar, entonces seguirá en mal estado arriesgándose a morir. El consultor no es un mago que llega a desaparecer los problemas dentro de la empresa, sólo es un asesor por lo que la empresa debe comprometerse para poder recibir los frutos de la consultoría, siendo ésta una inversión y no un gasto.

Existe un gran número de personas que a pesar de sentirse mal no acuden a su médico por indecisión o miedo y cuando deciden ir a revisión es demasiado tarde al diagnosticarles una enfermedad mortal, pudiendo haberla evitado con una revisión oportuna.

De esta misma manera funcionan las empresas: si los directivos aplazan el acudir con un consultor para ser asesorados, puede ser que cuando lo decidan la empresa ya no esté en condiciones para poder ser rescatada. Es por ello la importancia de la consultoría: puede salvar la vida de tu empresa, asegurando su continuidad y productividad.

¿Ha visitado tu empresa a su médico empresarial?

Somos Enrique Lizarraga y ELT Consulting Group: INNOVANDO LA CONSULTORIA a través de las Mejores Practicas de Negocios para Impulsar la Creación de Valor.

www.consultingelt.com

Comentarios